Restaurantes sostenibles

La sostenibilidad en tu negocio puede ir desde la materia prima que utilizas (productos ecológicos o de proximidad) hasta la manera en que lo gestionas (residuos, huella de carbono, responsabilidad social, facturas con consumos responsables…).

Hoy os vamos a hablar de cómo convertir vuestro hotel o restaurante en un negocio sostenible y responsable con el medio ambiente. Primero, os contamos lo que podéis hacer DESDE HOY MISMO, ya que dependen de pequeños cambios:

  • RECICLA. Qué menos que separar lo orgánico, el plástico y envases, el cartón y el vidrio. Ten en cuenta también que existen contenedores especiales para otros productos que consumes regularmente: pilas, bombillas, baterías y electrodomésticos…
  • LUZ, LA JUSTA. Apaga aquello que no vayas a utilizar, incluyendo menaje de cocina o luces. Para la iluminación usa detectores para no malgastar. Utiliza bombillas LED o de bajo consumo para ahorrar energía.
  • REVISA EL AGUA. Comprueba que la instalación está en perfecto estado y no tiene fugas ni goteos. Prueba a poner economizadores o filtros.

Para entrar más en detalle, hay que diferenciar entre 3 ámbitos en los cuales un restaurante puede ser sostenible:

  1. PRODUCTO.
    • Ser producto local o de temporada. Apoyar a los pequeños productores.
    • Materias primas que provienen del comercio justo. Frutas y verduras de temporada, granos, cereales integrales, tubérculos, semillas, frutos secos…
    • Ser biodegradable.
    • Certificación específica en productos de limpieza.
    • Los platos estrella en lo que a BIO se refiere son los bowls de ensaladas con multitud de ingredientes, el hummus y los chips de vegetales.
  2. MEDIO AMBIENTE
    • Diseño y arquitectura sostenibles (así como los materiales y equipo en cocina).
    • Transportes respetuosos con el medio ambiente.
    • Control en los consumos.
    • Reducción de residuos.
    • Instalación de sistemas de control ambiental.
    • No olvides la decoración: haz uso de materiales primarios como el barro, la madera, la piedra o el bambú, así como de plantas, que te ayudarán a purificar el aire. Y recuerda que nada como la luz natural
  3. SOCIEDAD
    • Promover la alimentación sana por medio de cartas saludables y equilibradas, ofreciendo los platos de temporada, comida de la de verdad.
    • Ser responsable a nivel corporativo, ayudando a la sociedad o colaborando en acciones especiales.
    • Formar al personal en materia de sostenibilidad.

Como ves, con detalles insignificantes puedes colaborar #muymuchomas con el medio ambiente. Pueden parecer pequeños pasos, ¡pero todo suma!